Vienes al mercado por la calidad del producto o por el trato??

Esta mañana hacía un sol increíble en Valencia, siempre que se acerca la fecha de Fallas parece que el sol brille con más intensidad. Me he ido dando un paseo al Mercado del Cabañal, donde mi pasión es la fruta y verdura de temporada. Al parar en el Puesto de Verduras Hermanos Alcoy Ferrer, me preguntan: “¿vuelves a nuestra parada porque te da buen resultado nuestro género o por el trato?“, no he podido evitar sonreír.

Comprar en un mercado te acerca al producto, a la gente, a las tradiciones. Se aprenden trucos que no están escritos en los libros, se comparten recetas, sonrisas y miradas cómplices.

Ir una mañana de jueves al mercado, que además coincide con el bullicio del mercadito es una experiencia si te dejas llevar por tus sentidos. Además de los colores, aromas y sonidos de un mercado, está el contacto directo con la gente: los vendedores, los clientes. Se crea como un microclima donde todo pasa y todo queda. Hablo con la señora Amparo, una señora mayor, encantadora, dispuesta a contarme los secretos de las alcachofas, cómo prepararlas y cuándo es la temporada, mientras alrededor del puesto se oyen risas de las clientas por algún comentario del vendedor. Se consumen productos frescos y de temporada, se comparten recetas (las de antes) por expertas amas de casa que saben por experiencia cómo cocinar estos alimentos, que a su vez aprendieron de sus madres. Es una tradición viva compartida en el mercado, el legado de la cocina saludable de nuestras madres. Me sorprende que pronto aparecen distintos matices sobre la preparación de un determinado plato. Te vas con muchas ideas en la cabeza, se aprenden trucos que no están escritos en los libros, se comparten recetas, sonrisas y miradas cómplices.

Queremos ahorrar tiempo, por ello no vamos al mercado porque pensamos que en el super está todo más a mano y podemos hacer una compra más rápida. Pero ir al mercado es compartir, es una vivencia que recomiendo encarecidamente, es cercanía, es contacto, es humanidad, es sabiduría de la que se transmite, de la que no se lee ni se estudia, de la que se siente.

Con lo que he comprado he decidido hacer una escalibada, a ver qué os parece:

Escalibada

Ingredientes: 2 pimientos rojos de asar, 2 berenjenas, 2 dientes de ajos, aceite, sal y unos trocitos de bacalo inglés.

Preparación: Colocamos los pimientos y las berenjenas al horno (previamente engrasadas y saladas). Una vez asados, los troceamos (hay que quitar la piel y las pepitas al pimiento, la berenjena la dejamos con su piel), salamos un poco y añadimos aceite. Picamos los ajos y troceamos el bacalao inglés (previamente lo enjuagamos bajo del grifo con agua fresca), añadimos al resto de ingredientes, ponemos un poco más de aceite y comprobamos de sal.

Sugerencias: Lo podemos poner como primer plato, como ensalada, para picar, hacer montaditos con pan tostado o servir con un poco de huevo rallado por encima. Un plato realmente muy nutritivo y resultón.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s